Blog dedicado a decoración, artesanía, restauración, pintura, jabones, velas, repostería y mis mascotas.



Bienvenido

Aquí podrás ver parte de mis gustos y aficiones, de las cosas que pinto, las velas y jabones que hago en casa, mis ideas sobre decoración y restauración, aprendidas durante varios años en cursos y talleres especializados, repostería y mis perros. Espero saber transmitirte mis inquietudes de forma amena y divertida. No pretendo hacer ver que mis jabones tengan propiedades mágicas o curativas, solo que sean espumosos, hidratantes, agradables y que huelan a gloria. Estaré encantada si algo de lo que vas a ver te gusta y de todos los comentarios que quieras dejarme, y por supuesto, con mucho gusto atenderé tus encargos.
Muchas gracias, espero que vuelvas pronto.

domingo, 27 de agosto de 2017

¡EN PRIMERA LINEA DE OLA!

Después de éste tiempo de vacaciones, que todos merecemos, ya vuelvo a encontrarme por éstos mundos cibernéticos que tantos ratos agradables me proporcionan. Ya nos conocemos desde hace un tiempito, así que sabes de sobra que soy culo de mal asiento. Resumiendo: que algoooo....si que he hecho en el tiempo vacacional y ya estaba deseando mostrarte éstos pequeños trabajos.
Mi delirio por Cádiz, mi otra ciudad, ya es conocido y también por el mar. Siempre sueño con una casa allí y cuando mi santísimo me dice: LA QUERRÁS EN PRIMERA LÍNEA DE PLAYA, CLARO. Mi contestación es: NOOOOOO, YO LA QUIERO EN PRIMERA LÍNEA DE OLA. Mientras llega el codiciado momento, me he hecho con una "casita" situada justo dónde anhelo y además es "itinerante". Ya estás de los nervios deseando saber de que hablo ¿eh?. ¡Tampoco te hagas ilusiones  y pienses que me he comprado una casa. No, ha sido un regalo de Laura....jajajaaaa. ¡Que mala soy!.
¡Allá va!



¿Qué, cómo te has quedado? Perdón por la broma.
La cosa es que como Laura es enfermera veterinaria, ha estado haciendo unas prácticas en un refugio animal y allí, entre otros  animalitos está POLLO, una simpátiquísima cotorra que aunque vive suelta, tiene un jaulón donde entra a dormir. En su interior estaba la susodicha casita, decorada eso si con alguna que otra cagarrutilla de POLLO y en un estado más bien regular y por eso en el albergue, decidieron que no la querían y que iba a la basura. Laura sabiendose muy bien el lema de: AQUÍ, NO SE TIRA NADA, inmediatamente dijo que se la llevaba para su progenitora o sea, una servidora. En las ventanas unas mallas verdes muy feitas, que no sé que pintaban y una puerta que he eliminado porque no me gustaba. También enmasillé la entrada porque la cotorra se divertía con ella y faltaban trozos de madera. Ya sabes......reformas que hace una cuando estrena una nueva casa....jajajaaa


Vamos a lo que nos interesa. Fíjate en el pequeño cuadro con 
chanclas de playa que aparece en las imágenes, también.




El que no se consuela es porque no quiere.....Tengo mi casa en primera línea de ola ¿si, o no?. La tengo en Cádiz, si quiero....¿si, o no?



La pintura se encuentra ya un poco desgastada, pero claro, es el precio que tengo que pagar por estar en el mismo mar....jajajaaa




 La reforma de mi casa, sorprendentemente, duró menos de lo previsto (Qué raro, es la primera vez que me pasa. las obras siempre tienden a alargarse pero es que la empresa REFORMAS MARÍA, EN UN PLIS PLAS TE LA LÍA, es muy competente). Vamos....que tuve que entretenerme con otra cosilla. Es aquí dónde entra en juego el cuadro chancletero.


Un poco de masilla blanca, un mini molde que me fabriqué para hacer dibujos en la suela, toques muy rústicos de pintura, por cierto, que estaba medio seca, y un marquito que andaba rodando por ahí.... ¡Terminado!


Hasta una simpática gaviota nos visita cada mañana y es que estamos tan cerquísima del mar......




Ahora, ambas cosas residen en la casita de la playa (la de verdad), en dónde ha habido algún cambio que te enseñaré en el próximo post.




Te agradezco mucho que estés incondicionalmente al otro lado de la pantalla y el tiempo que me regalas al visitarme y dejarme tu comentario, que tanto me ayuda a continuar y deseo que te haya gustado y hayas pasado un rato agradable.
Nos vemos en breve.